lunes, julio 03, 2006

Prisión domiciliaria

Hablamos con un amigo sobre los libros que compramos y no leemos, y los que nos regalan y no leemos. Las bibliotecas personales desbordantes, con los libros en doble fila. Me dice: “Necesitaría que me dieran por lo menos tres años de prisión domiciliaria para leer todos los libros que tengo en casa”. Lo pensamos. No terminamos de entender si cuando te dan prisión domiciliaria el estado te paga la comida, las expensas, la luz… Si fuera así, sería perfecto. Quizá hay que bancarse la incomodidad de la tobillera satelital, pero no debe ser para tanto.

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Posesión domiciliaria

3:17 p. m.  
Anonymous Jujuy Loco said...

Y... No sé, a mí me tira un poco todavía lo de alpargatas para recorrer el mundo sí, libros para quedar gordo y cara pálida no.

4:07 p. m.  
Blogger pavotas child said...

Leer no es tan importante.

4:50 p. m.  
Anonymous fafa said...

El estado no solo no te paga la luz y te alimenta sino que acceder a la prision domiciliaria es un extraño privilegio penal que no sale barato.
Siempre tendras comida gratis en una carcel estatal, aunque evidentemente no hay suficientes anaqueles (aun recurriendo a la doble fila) y mucho menos paz.

Como te ves "pedro mairal autor de falconer?

5:51 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home


Trackers