lunes, agosto 15, 2005

Obelix y el mar

Por Obelix

Cuando empecé a escribir le daba a un texto y lo terminaba de un tirón. En la primera releída, hacía correcciones, tachaba adjetivos, cambiaba el orden de una oración, etc. “Soy bueno” pensaba. En la segunda relectura, hacía nuevas modificaciones y “soy muy bueno” pensaba. En la tercera y definitiva, “soy un genio” pensaba.

A pesar de mi status-genial, decidí ver cómo era el mundo de los intelectuales. Una amiga me llamó y me dijo que iba a empezar un taller de escritura con Juan Martini, $100 por mes. “No conozco a Juan Martini” le dije a mi amiga. “Parece que es groso” me contestó.

Antes de empezar, Juan Martini me citó en su departamento. Juan Martini tenía un departamento bonito. Juan Martini se ponía productos en el pelo para ocultar las canas.

En el segundo encuentro del taller, descubrí que Juan Martini se la pasaba mirando el reloj y que no abría la boca. Mis compañeros/as leían cosas espantosas y, el tipo al que Cortázar le había escrito un prólogo elogioso, no decía nada. Como éramos alrededor de ocho alumnos y la clase duraba una hora y media, yo, la joven promesa de la literatura mundial, leía cada tres martes. A mí me costaba esperar tanto tiempo para dar a conocer mis obras maestras. Al mes y medio dejé el taller.

Tiempo después, mi madre me informa sobre un taller gratuito en la Biblioteca Nacional. Lo da un tal Vicente Battista. “No lo conozco” le dije. “Yo tampoco” contestó.

A Vicente Battista le gustaba hablar. Vaya que sí. Hasta nos contó que junto a Abelardo Castillo habían escrito un montón de novelas por encargo. Material mercenario. “Caramba –pensé– nunca tengo que comprar un libro de estos tipos. ¿Cómo voy a saber si no es uno de los que hicieron por encargo?”.

De todas formas, el viejo hablaba y me caía simpático. El día que las jubiladas que asistían al taller (éramos unos cien alumnos, 85% mayores de 65 años) empezaron a leer sus textos, decidí pasar a fase número 2.

El departamento de Vicente Battista no era tan bonito como el de Juan Martini. Yo ya había aprendido –por las mías– un par de trucos referidos a escribir. Battista tenía un cuarto diminuto bastante simpático, lleno de libros y con una computadora. Empezó a leer y sus comentarios no estaban mal. El problema fue que cada dos minutos sonaba el teléfono y Vicente Battista atendía y como ya les dije le gustaba hablar. Dios, pensé, un genio no debe exponerse a esto. Bajamos, le pagué los $50 y partí a casa.

Joven marinero/a, muchacho/a, ten cuidado, el mar está lleno de piratas.

10 Comments:

Blogger acteon said...

Obelix:
Yo también llamé a Juan Martini; y ya estaba cobrando $150. Cuando me comentó que por sesión leían una o dos personas, calculé que hasta dentro de 1 mes no leería mi cuento. Buena ganancia, ¿no? Juan Martini, escribió una novela excelente: "El Enigma de la Realidad". El ejemplar sale el 10% o el 15% de la cuota mensual mencionada, y creo, aprendés de él un poco más.


Saludos.-

3:21 p. m.  
Anonymous Vicky said...

Bien, Obelix. Batista, Castillo, Martini, son todos unos chorros y, aparte, unos pelotudos. Yo no lo sé decir como vos, así, refinadamente. Pero está bueno que alguien lo diga. El remisero está realmente muy bueno.

5:17 p. m.  
Anonymous Leandro said...

Me encantó este blog.
Recuerdo que a Martini lo llamé por curiosidad sobre sus clases y estaba cobrando esa plata. Digo "por curiosidad" porque nunca me movió demasiado su literatura (aunque no leí la novela que menciona Hernán), pero tras esa breve charla me quedó la sospecha de que era un chanta... ah y también un imbécil.

1:57 p. m.  
Blogger acteon said...

Leandro, que la impresión de un escritor en persona no te aleje de una buena novela. A veces me pasa; entonces recuerdo que uno de mis ídolos: Vladimir Nabokov, suena en sus opiniones personales como un niño rico sobervio y pretencioso.

Saludos.-

5:05 p. m.  
Anonymous Harrynomebatasuna said...

Obelix: Martini es un ladri y usted es un borracho!

6:24 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Wonderful and informative web site. I used information from that site its great. Audi a2 seat cover Chair lifting trick Hardcore music samples loops anderson+asp+bio+bio+pamela

4:03 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Keep up the good work »

1:30 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Excellent, love it! »

2:57 p. m.  
Blogger circes said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

5:33 a. m.  
Blogger circes said...

Resulta que hoy debo confrontarme con Vicente Batista, hablar sobre Sirocco, y conversar sobre su obra. Con estos comentarios! digamos que me desbaratan un poco la imagen del a utor. =)
Paren un poco!
De todas formas en el marco de un jueves lluvioso, comencé a leer la novela de Vicente (Siroco) y mientras mi compañero de subte espiaba de reojo la página de la novela me hacía nacer una sonrisa, yo me sumergí en una muy sensual descripción que el protagonista hace de un encuentro con una señorita veinte años menor en Las islas Canarias.
Recomiendo Siroco más allá o más acá de su escritor.

5:39 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home


Trackers