sábado, junio 03, 2006

Instrucciones de la Policía Federal


INSTRUCCIONES DE LA POLICÍA FEDERAL
PARA EL ACTO URINARIO
DE LOS HABITANTES DE SEXO MASCULINO

INCISO PRIMERO: Con el propósito de evitar el derramamiento de líquidos corporales sobre la cinta asfáltica, se procede en primer término a apersonarse ante un artefacto de tipo mingitorio, encontrándose los mismos en sanitarios públicos o dependencias de locales de expendio de bebidas. Es requisito indispensable presentarse munido del aparato reproductor del sexo masculino y de la necesidad imperiosa de efectuar el acto en cuestión.

INCISO SEGUNDO: Se procede en segundo término a dar un pequeño paso lateral con el efecto de incrementar el ángulo de apertura de los miembros inferiores y disminuir a su vez la posibilidad de derramar líquido urinario sobre el calzado.

INCISO TERCERO: Paralelamente y en forma inmediata, una mano debe ser llevada hacia la morada del aparato reproductor, encontrándose el mismo guardado en su receptáculo correspondiente, ya que de lo contrario se prohibe la circulación.

INCISO CUARTO: A continuación se procede a efectuar la apertura del precinto, pudiendo presentar el mismo características de tipo (A) con botones o de tipo (B) con cierre relámpago. Haciendo uso de la mano antedicha se procederá en el caso (A) a dar comienzo al proceso de desabotonación del precinto, y en el caso (B) a dar comienzo al proceso de jalación descendente del susodicho.

INCISO QUINTO: Efectuada esta maniobra, se procede a rastrear la zona, introduciendo en el recinto aquella mano que presente cualidades de mayor habilidad para la tarea, siendo esta de suma dificultad ya que requiere absoluta destreza, suavidad y parsimonia.

INCISO SEXTO: Una vez abatido y apresado en forma pasiva el presunto responsable de efectuar la acción requerida, se lo extrae y, habiendo sido identificado en forma ocular, se lo apunta levemente hacia abajo con un ángulo de aproximadamente 45º con el fin de evitar el rebote del vertiente contra la pared del mingitorio y la posterior salpicadura no deseada.

INCISO SÉPTIMO: El siguiente paso presenta características de tipo mental ya que requiere de tranquilidad para la relajación de los órganos internos que permitirá la sustracción de los hidratos hacia el exterior. Para conseguir la serenidad indispensable, puede ser de suma utilidad la táctica que consiste en recordar algún episodio dichoso de la niñez, aconsejándose sea éste de tipo hídrico, ya sea por ejemplo un receso veraniego junto a un arroyo, mar, laguna o estanque indistintamente.

INCISO OCTAVO: Sobrepasado así el momento de mayor nerviosismo, se procede a la entrega absoluta de las facultades físicas y a la asunción de la actitud de dejarse trasladar hacia un plano de la realidad más elevado de lo habitual. Una vez iniciado el torrente de color amarillento, el sujeto en cuestión sabrá de esta manera que está efectuando al fin la acción urinaria. Si bien, en ese preciso instante, puede experimentar una sensación de liberación, el ciudadano decente deberá abstenerse de expresarlo ya sea por medio de suspiros prolongados, ya sea por medio de sonoridades de tipo ventral subyacente.

INCISO NOVENO: Con el fin de practicar la puntería con esta arma de uso legal, está permitido efectuar diversas destrezas ya sea de tipo (a) el firulete, que consiste en lograr la configuración de arabescos en el aire, ya sea de tipo (b) la firmita, que consiste practicar, también en el aire y cuantas más veces le sea posible, la firma del orinante en cuestión, ya sea de tipo (c) la gambeta , que consiste en lograr el traslado de una de las esferas de naftalina de tamaño muy reducido de un sitio a otro del mingitorio, todo esto mediante el uso del vertiente anteriormente mencionado. Estas destrezas tienen también el fin de alejar al sujeto de las inhibiciones que pudieran provocarle las miradas circundantes, logrando así la absoluta concentración requerida para que el torrente mengüe en forma paulatina y el operativo de vaciamiento pueda ser desarrollado hasta su fin.

INCISO DÉCIMO: Estando cerca la conclusión de la necesidad fisiológica, se informa a la población de sexo masculino que puede llegar a experimentarse, en ese preciso momento, un repentino escalofrío, no siendo éste un síntoma de enfermedad tratable en nosocomio, sino simplemente un acto reflejo que presenta el cuerpo humano recién aliviado.

INCISO UNDÉCIMO: Con el fin de evitar el derrame de las postreras gotas dentro de la morada textil del artefacto reproductor masculino, se procede a sacudirlo sin uso de violencia.

INCISO DUODÉCIMO: Una vez consumado el hecho, se da comienzo a la maniobra de re inserción del antedicho en su ámbito original, efectuando los pasos de los incisos 3, 4, 5 y 6 en forma inversa, o sea en el orden que prosigue: re inserción, acomodación, extracción de la mano y re colocación del precinto. Para efectuar este último paso de colocación del precinto, en caso de ser éste de tipo (B) de cierre relámpago, se deberá estar absolutamente cerciorado de que los pasos previos de re inserción y acomodación han sido efectuados con completud, ya que de lo contrario la lesión resultante en este caso podría ser afirmativamente tratable en nosocomio.

INCISO DECIMOPRIMERO: Volviendo a reducir el ángulo de apertura de los miembros inferiores dando un paso hacia el lateral contrario del que se diera anteriormente en el inciso segundo, se procede a efectuar un giro de media vuelta y retirarse en orden del recinto.

INCISO DECIMOCUARTO: Previo al traspaso de la salida del sanitario, se aconseja, para circular por la vía pública, la verificación del total cerramiento del precinto, con el fin de evitar, en el fortuito caso de que no lo estuviere, la mofa o risa de los peatones circundantes.

Damos así por finalizadas las instrucciones que la Policía Federal otorga a los ciudadanos con el propósito de que efectúen en orden sus necesidades fisiológicas menores.
por P. M.

4 Comments:

Anonymous le figueredó said...

lo más extraño de esto es la yuta salga del ñoba sin lavarse las manos. y además , a las cuántas sacudidas deja de ser higienización para ser paja ?

12:48 p. m.  
Anonymous grafitti de baño said...

más de tres sacudidas es paja

1:16 p. m.  
Blogger Molina said...

ese último grafitti fue leído una vez por Bioy Casares en un baño, y después lo registró en un cuaderno de notas que hace unos años fue editado bajo el nombre "De jardínes ajenos", un libro bastante entretenido.

3:25 p. m.  
Anonymous horacio guarany said...

oto conocido grafitti de baño, puesto arriba del mingitorio es: agradecé que lo que tenés en la mano no lo tenés en el culo

5:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home


Trackers