miércoles, julio 05, 2006

Diapositiva N°5

por Idefix

Trabajé una temporada –bastante prolongada- en un banco. En diciembre, para que el personal estuviera contento y se sintiera orgulloso de pertenecer a la organización, armaban la fiesta de fin de año. Una vez, mi amigo El Cuervo y yo caímos peposos. Al principio nos colgamos viendo todo el circo. A mí, por momentos me pegó mal ver a todos esos willies juntos. Después, El Cuervo y yo nos escabiamos y, medio desencajados, correteamos cachorras. Guau-guau, Guau-guau, les decíamos.

4 Comments:

Anonymous Dr. Khumalo said...

Qué groso, man.

2:36 p. m.  
Blogger paula said...

y se habrán ligado mas de una cacheta..

6:48 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

un relato burocrático, acorralado y obnubilado

10:37 a. m.  
Blogger W. H. Percepied said...

jaja muy bueno muy bueno jajaj, soy el hijo del dueño del banco, seguro mi papi va a estar re contento! jajaj muy bueno loco

8:41 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home


Trackers