miércoles, noviembre 09, 2005

Cabalgando con Guevara



Por Tomás Martín Grondona
(publicado en Cabalgando en un silbido)

Andrés Guevara (1904-1963) merece homenaje. Nacido en Paraguay y radicado de joven en la Argentina, dejo su huella en la gráfica de este país. Pintor, caricaturista, ilustrador, sus diseños se destacaron en el diario Crítica de Natalio Botana, en las revistas Sintonía y Mundo Argentino, para pasar luego a ser pilar diagramador en el diario Clarín, desde su fundación, creando el famoso logotipo del periódico.

Su línea, siempre reconocible, esta inmortalizada en decenas de tapas de libros, y este es a mi gusto, el punto mas alto de su obra. Guevara resuelve con eficacia los problemas que surgen de un diseño de tapa en la década del 20 y 30. Aquí se luce, haciendo de la limitación del color una herramienta, colocando dos o tres colores ingeniosamente sobre la composición, dándole gracia a esta inevitable repetición. Sus recursos parecen infinitos. Sus obras poseen una impronta única, digna de un eximio dibujante, que puede iluminar esos diseños lineales o evitar el contorno lineal, donde el color obtiene más protagonismo, superponiendo planos para formar el diseño buscado.

Normalmente el titulo de la obra, suele ser el disparador de los ilustradores a la hora de diseñar la tapa, esto puede facilitar o complicar las cosas. Pareciera que a Guevarita le gustaba este desafio, así afronto títulos como: “Dan tres vueltas y luego se van” de Raúl González Tuñon y Nicolás Olivari; “ Sabadomingo” de César Tiempo, y los disparatados títulos de su amigo Omar Viñole: “Mi disconformismo filosófico”, “El hombre que se depilo la Ingle” y el acá reproducido “Cabalgando en un silbido”.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

es bueno, el tipo es bueno

11:19 p. m.  
Anonymous Flepa said...

No, es más que bueno.

11:30 a. m.  
Blogger Unknown said...

Tendrian mas ilustraciones de Andres Guevara?

1:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home


Trackers